Historia

En septiembre de 1953, a partir de la donación del Colegio San Luis realizada al obispo d. Alfonso Ródenas por un particular, la diócesis almeriense puso en marcha este proyecto educativo, para dar respuesta a las necesidades educativas de nuestra sociedad, al tiempo que posibilitaba un mejor desempeño de la misión de enseñar de la Iglesia, creando escuelas que velen por la calidad de la educación y la transmisión de los valores evangélicos.

La primera ubicación del centro fue en el viejo caserón que dejaba el Seminario Conciliar, ahora residencia sacerdotal, en la actual Plaza de la Catedral. Allí permaneció hasta 1975, año en el que se trasladó al nuevo edificio del Seminario Diocesano en la carretera de Níjar. Desde el año 1976 se empiezan a obtener subvenciones estateles de carácter parcial. En 1984 se acoge al régimen de concierto educativo, pasando a estar totalmente subvencionado con fondos públicos, lo que le permite ofrecer una enseñanza gratuita  En septiembre de 1987 deja de ser exclusivamente masculíno y se hace mixto al entrar las tres primeras niñas y en 1981 abandona el servicio de internado masculino que venía prestando desde los inicios.

La llegada a nuestra diócesis del Mos. Adolfo González Montes da un importante impulso a la educación y en el año 2004 se inaugura la primera fase de lo que es el nuevo edificio del Colegio San Ildefonso, iniciandose el mismo tiempo el programa de escolarización bilingüe para Educación Infantil. Junto al ambicioso proyecto de inmersión lingüística del alumnado en el inglés, se va renunciando progresivamente al concierto educativo,  fortaleciendo y afianzando el ideario y recuperando la libertad de gestión del centro.  Las instalaciones necesarias para albergar los cursos de primaria y secundaria se construyen sobre los terrenos del campo de futbol del Seminario, inaugurándose en febrero de 2009; queda así definitivamente segregado el Colegio Diocesano del edificio del Seminario. Debido a la creciente demanda de las familias, ha sido necesario ampliar una segunda línea para duplicar el número de plazas. El 22 de diciembre de 2010 el obispo diocesano bendecía tres nuevas aulas para infantil constrídas bajo las ya existentes. El cerramiento y la edificación de la enorme terraza de la segunda planta del aulario, cuya obra finalizó en el primer trimestre de 2012, permitía contar con los espacios necesarios para el desdoble de primaria y secundaria. En verano de 2013 dan comiezo las obras para la construcción del pabellón deportivo que completará las instalaciones del complejo educativo.

Todo el centro está diseñado teniendo en cuenta las nuevas tendencias educativas y dotándolo de instalaciones formativas, deportivas y tecnológicas de primer nivel.

En la actualidad, el Colegio Diocesano de San Ildefonso cubre todas las etapas educativas desde Infantil hasta la entrada en la Universidad o las enseñanzas artísticas superiores.